Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Plasmando idéas’

Las palabrasViniendo para casa iba pensando sobre un tema que me ha parecido interesante y preocupante, tanto como para escribirlo aquí, si es que aquí se pueden escribir los temas preocupantes.
Se trata nada más y nada menos que sobre lo que decimos, el significado que le damos (si es que le damos alguno), lo que queremos decir, (si también caben interpretaciones en lo que decimos) y si los demás entienden de la misma manera que nosotros o captan lo que realmente decimos o queremos decir.
Y lo pensaba porque muchas veces tenemos que hilar muy fino cuando hablamos con los demás.
Primero, tenemos que procurar decir las cosas de tal manera, que el otro cuando las oiga entienda o interprete que queremos decir realmente, para que no se malinterpreten y no haya afectación ni enfados.
He comprobado la diferencia en la forma de decir las cosas los hombres y las mujeres.
Los hombres cuando dicen algo, eso que dicen es lo que quieren decir, hay que tomárselo al pie de la letra y no ver trasfondos en ellos ni interpretaciones, ya que considero que no son tan complejos y complicados como nosotras las mujeres, son más concretos, en las opiniones, y en sus palabras no caben interpretaciones, no hay que buscar tres pies al gato.
Las mujeres sin embargo somos lo contrario, tampoco quiero dar la sensación de que tiro piedras contra nuestro tejado, pero cuando una mujer dice algo, no hay que pensar en eso que dice, si no que es lo que ha querido decir con lo que ha dicho.

Hay veces que se adoptan actitudes por unas razones, y luego los demás interpretan esas posturas, no viendo las razones del que las toma y el por qué, si no la interpretación que ha sentido partiendo de muchas premias, de la opinión que tiene de esa persona, su forma de actuar y pensar en la vida, el tipo de relación afectiva que pudo existir en el pasado y en el tiempo presente con el interlocutor, los cambios que va experimentado el emisor…el tono, el acento, la forma, el modo, el lenguaje no verbal…un sinfín de condicionantes que van a influir en esa interpretación.
Pero sobre todo, y eso es lo malo, casi siempre porque tratamos de proteger, de defender nuestro honor, nuestro amor propio y autoestima e integridad psíquica.
¡Hay que tener tanto cuidado a la hora de decir las cosas!
¡Hay que hilar tan fino!
Hay que procurar que el otro entienda con lo que se ha dicho, lo que se ha querido decir, en caso de que se tenga la sensación de que no ha sido así, para salir bien parado y no dañar al receptor, o que entienda con lo que ha querido decir , lo que ha dicho o viceversa, pero ¿Cómo se está segura de que se ha conseguido ese objetivo?
Muchas veces decimos erróneamente, cuando hablamos con los demás. ¿Entiendes lo que te quiero decir? La misma frase lo dice todo, en esta frase interrogante, esta la prueba de que lo que decimos requiere una interpretación ¿Entiendes lo que te quiero decir con lo que te digo? o ¿Entiendes lo que te digo? ¿Interpretas bien lo que te estoy diciendo? “Lo que digo no es nada malo, y no lo digo para hacerte daño, ni para vanagloriarme”…todas estas frases resumen de una manera sencilla lo que escribo en esta observación, pensamiento o escrito.

Anuncios

Read Full Post »

Este domingo por la tarde estuve en un bar cultural donde hay un mostrador donde colectivos, grupos, entidades… alternativas y solidarias dejan sus notas y sus actividades… se me ocurrió ojear el mostrador para ver si había algo de mi interés y me encontré con esta preciosa APOLOGÏA DEL CUERPO HUMANO.
No se quien la ha escrito, pues en la octavilla no figura nombre alguno ni de persona ni organización, pero por lo visto es de alguien que manifiesta lo que para ella, él o ellos ¿?significa el día 8 de marzo diciendo al final de el 8 DE MARZO, NADA QUE CELEBRAR MUCHO POR LO QUE LUCHAR

.
Esa es la conclusión a la que yo he llegado y aunque haya pasado de fecha este tema esta siempre vigente en nuestras vidas, según mi opinión.

Aquí os lo muestro para que alucinéis un poco.

800px-Il_quarto_stato_(Volpedo)Hace unos años me desperté de un largo letargo. Empecé a ser consciente de una realidad, una realidad que me afecta desde que me designaron al nacer un nombre por algo que yo consideraba algo más que mi cuerpo, como una rodilla o un pie, pero que determinaría la forma en la que iba a ser situada y tratada en el mundo que se extendía más allá del útero del que venía. Con el paso de los años me di cuenta que no sólo era yo la que vivía esto. Cuanto más contaba lo que me pasa, más personas encontraba en este sendero que les pasaba lo mismo que a mí. Escucho relatos idénticos y más aumentan mis ganas de contarlo, de no permanecer callada, más obvio resulta que mi silencio y el de mis compañeras engrandece el poder de aquellos que nos han inducido al sueño. Esta es la realidad de mi cuerpo y de tantos otros cuerpos que han comenzado el cuestionamiento de una lógica impuesta y han mutado a favor de una disidencia.

La verdad es que mi cuerpo se alquila, se vende, se prostituye, se mutila, se patologiza para luego medicalizarlo, se somete a prácticas culturales ilógicas, se controla, se tortura, se debilita, se estigmatiza, no porque él quiera, sino porque otros lo deciden por él. Mi cuerpo ya no puede más, no le llega el oxígeno que alimenta las células que lo mantiene con vida. Vivo en un lugar en el que los machos y su maquinaria de organización estatal lo esclavizan por medio de yugos a lo que han nombrado con términos como Belleza, Trabajo, Maternidad, Hogar, Matrimonio, Heterosexualidad, Consumo. Le dicen cómo tiene que comer, cómo tiene que sentir, cómo y con quién tiene que follar, cómo tiene que vestirse, asearse y moverse; cómo tiene que callar y obedecer para que no sea criminalizado. Lo tienen preso en una cárcel fabricada con barrotes de opresión, que no se ven con los ojos, pero los otros cuatro sentidos los perciben.

De vez en cuando me lo prestan, accede al tercer grado por buena conducta a través de ilusorios mecanismos, que en el fondo no resuelven nada, que ellos llaman leyes de igualdad y contra la violencia de género, derecho al trabajo, paridad, 8 de marzo… espacios en lo que no se libera porque lo que los sostiene esta hecho de la misma pasta con la que están hechos quienes causan la subordinación. A mi cuerpo esto no le sirve, más bien le frustra. Donde mejor se lo pasa es en los bis-a-bis, sobre todo si son colectivos. En ellos encuentra un refugio, una empatía, el calor de una manada, la transmutación de alientos, el hedonismo que atesora placeres y los redistribuye, los contactos corporales afines, el radicalismo que añora en las instituciones que le tienen preso, el aprendizaje enriquecedor de la política de cervezas, los besos y los abrazos sin explicaciones, sin más intención que la del cariño, la conspiración de una resistencia.

En el patio de mi cárcel llego a una conclusión: no quiero que mi cuerpo sea cobarde ni tenga miedo, que se abuse de él, quiero que grite, se descontrole, se deconstruya constantemente, no siga patrones, no se avergüence, no se victimice, transgreda y se resista el aburrimiento de la heteronormatividad que le obligaron a asumir cuando salió de ese útero, porque mi cuerpo al lado del vuestro se siente fuerte, rebelde, baila, arde, esta vivo, rabioso, salvaje, sin cadenas, listo para quemar esas cárceles, con vosotrxs, para nosotrxs y por vosotrxs.

Read Full Post »

ATT00068ATT00065ATT00062ATT00059

Read Full Post »

La alegría

Dicen que la alegría es buena y positiva, sin embargo los psiquiatras, y mucha gente cuando te ve contenta y alegre, ya te diagnostica de algún trastorno mental, o no lo ve normal, entonces ya no sabes ni cómo manifestarte, ni cómo comportarte, para que no te mediquen o te ingresen en un hospital, y lo digo por experiencia, no propia, ya que yo peco de lo contario, si no por otras personas que he conocido y les esta pasando eso.
Bueno, yo de joven o sobre los 18 años, me consideraba simpática, alegre, acogedora, sociable y sensible, pero por desgracia, algunas personas con las que me he cruzado por el camino, perece ser, que no veían bien que manifestara mi forma de ser, mi alegría y me lo criticaban y me reprimían, hasta llegar a conseguir que me retrajera y me diera miedo ser y comportarme como era, ya que con las críticas me hacían daño y hasta llorara, ¿Sería envidia?
Por eso ahora me gustan tanto las personas alegres, risueñas, espontaneas y simpáticas, me recuerdan como era yo y me dan mucha envidia, porque yo ahora, por mucho que lo intento, ya no puedo recuperar el carácter de mi juventud.
La verdad, es que me ha supuesto un trauma, y a esas personas se lo digo el que sean tan alegres y felices, aunque una cosa no quita, para que esas personas, tengan conciencia de clase y no sean unas superficiales y tontas que nada les importa, y que aceptan todo como bueno.
Yo cuando veo un bebé reírse me da mucha alegría, porque pienso,… que ría, ya que en esta vida que nos toca vivir, tan dura, ya tendrá tiempo para sufrir y saber lo que es estar triste, ¡Ojala que no!

Read Full Post »

Estamos de todo, los enfermos , unos la aceptan con resignación porque no les queda otro remedio, otros la ven como una desgracia que le ha tocado, y otros lo ven como una realidad de la vida, en que las personas estamos limitadas y condicionadas por las enfermedades, producto de muchas causas, y lo saben llevar bien , sin que les cree problemas , o las llevan mal porque en su momento y como consecuencia de ellas, han sufrido y sufren rechazo, les ha creado trauma y resentimiento y no lo han podido superar, hasta el punto de no querer tener relación con personas que no tiene enfermedad mental, y solo relacionándose con las que sí.
Otros no la aceptan y la rechazan, negando incluso que la tienen y no queriendo ni saber ni hablar nada de ellas.
Eso creo que también les puede pasar a otras personas, con otro tipo de enfermedades estigmatizadas y no, en otros casos puede darse alguna circunstancia parecida de no aceptación, pero en ningún caso por el estigma, ya que hay muchas enfermedades que no lo tienen, eso en cuanto a nosotros los enfermos
En cuanto al resto de las personas que no tiene enfermedad o enfermedad mental, que este estigmatizada, la verdad es que tienen miedo, si es contagiosa no se quieren ni acercar a cien millas a la redonda, por así decirlo, ni querer trato y relación con ellos, si es mental, tienen miedo de que les hagamos algo malo, les pongamos en evidencia adquiriendo vergüenza ajena.
Y casi todo lo que hacen lo juzgan, o lo miran como producto del que el enfermo está actuando bajo los síntomas de su enfermedad.
Yo, una vez, tenía un cuchillo en la mano Para cortar la comida porque tenía un invitado muy amigo mío a casa, y en seguida que me vio con él me pregunto que, qué iba hacer con el cuchillo, eso me hizo pensar , que pensaba que él tenía miedo y que lo llevaba porque y para algo malo.
La persona a la que me refiero no sé si leerá esto, yo lo quiero mucho y lo considero un buen amigo, pero con ese detalle, me demostró que tenía presente y en la mente mi enfermedad y la idea que se tiene de ella, hasta en el inconsciente.
Y no se lo reprocho, porque eso a él y, al igual que a los demás, se lo han inculcado a través de la cultura que ejerce el régimen y sistema educativo en el que vivimos, y a lo largo de la historia y a través de todos los medios de difusión.

Read Full Post »

Esto lo he leido de la pagina web de la ONU, me he parecido interesante pero un poco útopico, aunque el reflejo de como se trata a los enfermos mentales en otras partes del mundo me he dejado impresionada.

R:Los enfermos mentales están expuestos en todo el mundo a una amplia gama de violaciones de los derechos humanos. La estigmatización hace que a menudo sean aislados y no reciban los cuidados que necesitan. En algunas comunidades son expulsados, abandonados sin comida y semidesnudos o en harapos, atados y apaleados.
Poco mejor suerte tienen los pacientes de muchos hospitales mentales, inmovilizados con grilletes metálicos, confinados en camas-jaula, privados de ropa, de una cama decente, de agua potable o de instalaciones sanitarias adecuadas, desatendidos o maltratados.
Los enfermos mentales también tienen que enfrentarse diariamente a la discriminación en la educación, el empleo y la vivienda. En algunos países incluso se les prohíbe que voten, se casen o tengan hijos.
Cómo evitar esas violaciones?
• Cambiando las actitudes y aumentando la concienciación. Los Ministerios de Salud, los grupos de usuarios de los servicios de salud mental y sus familiares, los profesionales sanitarios, las organizaciones no gubernamentales, las instituciones universitarias, las organizaciones profesionales y otros interesados deberían unir sus fuerzas para educar a la población y cambiar sus actitudes hacia las enfermedades mentales, además de abogar por los derechos de los enfermos mentales.
• Mejorando los derechos humanos en los servicios de salud mental. Se deben crear mecanismos de vigilancia de los derechos humanos para proteger a los pacientes del trato inhumano y degradante, de las malas condiciones de vida y de los ingresos y tratamiento involuntarios inapropiados y arbitrarios. Los pacientes también deben tener acceso a mecanismos de reclamación en caso de violación de sus derechos humanos.
• Dando poder efectivo a los usuarios de los servicios de salud mental y a sus familiares. Los gobiernos deben apoyar la creación o fortalecimiento de las organizaciones de usuarios de los servicios de salud mental y de sus familiares. Dichos grupos se encuentran en la mejor posición para señalar los problemas, explicar sus necesidades y contribuir a encontrar soluciones para mejorar la salud mental en los países, por lo que tienen una función esencial que desempeñar en el diseño y aplicación de las políticas, planes, leyes y servicios.
• Sustituyendo las instituciones psiquiátricas por la atención en la comunidad. Las grandes instituciones, tan a menudo asociadas a violaciones de los derechos humanos, deben ser sustituidas por centros comunitarios de salud mental, apoyados por camas de hospital para pacientes psiquiátricos en los hospitales generales y la atención domiciliaria.
• Aumentando la inversión en salud mental. Los gobiernos tienen que dedicar una mayor proporción de sus presupuestos sanitarios a la salud mental. Además, es necesario desarrollar y formar a más profesionales de la salud mental con el fin de asegurar que la población tenga acceso a servicios de salud mental de calidad en todos los niveles del sistema de atención sanitaria.
• Adoptando políticas, leyes y servicios que fomenten los derechos humanos. Los países deben poner en práctica políticas, leyes y servicios de salud mental que fomenten los derechos de los enfermos mentales, les den poder efectivo para hacer elecciones sobre su vida, les proporcionen protección legal y les aseguren su plena integración y participación en la comunidad.

Read Full Post »

Las noticias

La cantidad de sucesos que se producen en el mundo cada día es inmensa y los medios de comunicación tienen que elegir publicar o dar a conocer aquellas que consideran más importantes, sean del tipo que sean, ya que si comentaran sobre todas no habría ni tiempo y espacio suficiente en las cadenas de televisión o en los periódicos.
Pero, ¿Quién?, ¿cómo? y ¿por qué? Se decide informar de lo que se dice.
Lo que se cuenta y la forma de hacerlo muchas veces obedece a la ideología que tienen los medios de comunicación.
Y nosotros, los ciudadanos nos enteramos a menudo de lo que les interesa que sepamos.
Ha habido sucesos que se han producido, que no ha interesado darlos a conocer por razones que desconozco, como por ejemplo el caso de Islandia en relación a la crisis que han padecido y forma de resolverla.
Menos mal que en Internet, en alguna página seria, donde no se rigen por intereses económicos y partidistas, los dan a conocer y aunque no puede enterarse la mayoría de la gente por carecer de ese medio o por desconocimiento de las direcciones.
Pero cada día más personas copian y pegan esas noticias o esas páginas para mandárselo a sus contactos, y eso, en estos momentos esta haciendo que a través de las redes sociales y de los correos electrónicos las personas sepan lo que realmente pasa, llegan acuerdos, convoquen concentraciones y se manifiesten en contra de lo que se hace mal y de quien lo hace, como ha sido el caso de las revueltas en muchos países árabes, en otros países de Europa, e incluso aquí en España con el llamamiento para el 15 de mayo por la plataforma Democracia Real, Ya.
También a medida que se van produciendo nuevas noticias, no hay espacio ni tiempo para continuar con las anteriores, y que también tendrían que seguir informando porque puede que estén ocurriendo situaciones que siguen siendo peligrosas y que la gente tiene que seguir enterada de cómo va el mundo, para que nos hagamos una idea global de cómo funciona el mundo y la gente, es necesario para sentir y valorar la sociedad.
Yo se que una de esas páginas y la voy a colgar y si alguien que lea esto sabe más, me gustaría mucho que me la hiciera llegar, pero yo a su vez mandársela a otras personas con la ilusión de sentirme bien informada. La página en cuestión es http://www.rebelion.org Gracias.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: