Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Experiencias personales’

Mis miedos

MiedosCuando he tenido recaídas de mi enfermedad se me han agudizado los miedos, algunos permanentes, otros puntuales, cíclicos, algunos intensos, otros leves, pero ¿A qué, a quién?
A las noches, a la violencia, a la calle, a los violentos en un lugar destacado, miedo a los resentidos, a los desesperados, a ser madre…
El mío no es un miedo paralizante, no me encierra en casa, no me condiciona la vida, pero se activa ante determinados estímulos, lugares, situaciones, tipos humanos, miradas, comportamientos, noticias o relatos que hacen que mi miedo abandone su habitual condición de rescoldo, de ceniza humeante, y prenda con fuerza, como relámpago unas veces, como llama abrasadora otras.
Y sobre todo, y tal vez esto sea lo peor, el mío es un miedo consciente, propio de quien es capaz de pensar su propio miedo, analizarlo, cuestionarlo incluso y si embargo temo.

Read Full Post »

E6DDe tanto descubrirme al final, estoy sufriendo las consecuencias en el servicio donde trabajo junto con otras veintiocho compañeras.
Hace ya tiempo, concretamente a mediados de marzo, llegué allí obligada por una realidad administrativa que nos atañía a muchas profesionales de la sanidad, en el hospital.
Llegué siendo y actuando nerviosa, como siempre… como soy…como me defino y me muestro, de tal manera y pensando que esa forma de ser, sentir y actuar solo me atañía a mí , solo yo sufría las consecuencias asumiendo esa realidad y poniendo los medios para que me afectara lo menos posible.

En el nuevo servicio, las compañeras y las características de la especialidad diagnóstica de esa planta, no requerían del mantenimiento de esa actitud, sino otra más tranquila y sosegada a lo que yo me esforzaba en llevar a la práctica casi sin conseguirlo, pero no fue reconocido mi esfuerzo, ni aceptada mi actitud, ni soportado mi comportamiento por parte de algunas, y que hizo que fuera fuertemente criticada, censurada y rechazada.

A una compañera que coincide conmigo en los días y turnos de trabajo la llegaron a decir que, que mala suerte había tenido al coincidir y tener que trabajar conmigo, que cómo lo llevaba, que cómo lo podía aguantar y soportar.

En un principio no me afecto, no me enfadé, porque creía que en parte tenían un poco de razón al pensar así, ya que era verdad, soy nerviosa, estaba nerviosa por una serie de acontecimientos en mi vida que hicieron que se me destrozara el equilibrio mental, también influyó el que el sitio o servicio del que procedía, la carga y el tipo de trabajo exigían de una velocidad y destreza fuera de lo normal, que yo no pude o no supe cambiar a tiempo, en otra realidad que exigía otro tipo de ritmo más pausado.

Ahora que ya ha pasado un tiempo, poco a poco, voy pudiendo cambiar el chip y me afecta un poco el rechazo de los primeros meses, sobretodo el cambio de trato y relación de un superior general, hacía mí, a raíz de enterarse de mi diagnóstico de enfermedad mental, trato y relación de menos valoración y eso si que me enerva.

Read Full Post »

 

ClasismoHay tanto que decir a algunas personas por pensar, de forma tan reaccionaría y en contra de los intereses, la dignidad, la valoración, el respeto y el valor como ser humano, como piensan.
En una empresa donde trabajé y donde existen diferentes categorías profesionales, en una ocasión, a una superiora le manifesté mi desacuerdo por el clasismo que veía que se daba en esa empresa, entre los diferentes trabajadores.
Y lo note no porque a esas categorías profesionales se les pagara más, si no por el trato tan servil de las categorías inferiores hacia ellos.
Esa superiora me dijo que ella reconocía que existía clasismo en esa empresa, entre los diferentes trabajadores, que estaba de acuerdo con él y que existiera y que le parecía muy bien, que si no estaba de acuerdo o no me gustaba o que estudiara una carrera o que cambiara de profesión.
Argumento que de algo tenía que servir tanto esfuerzo, tanto sacrificio, tanto estudio, y que esas personas se habían esforzado más que otras y solo por ese hecho merecían mejor trato, más deferencias y privilegios que los que no lo habían hecho.
Esto me sublevó, me solivianto por esas razones se me llevaron los demonios, y salieron sapos y culebras de mi boca, razonadas y profundas.
Sé que hay muchas personas que hubieran valido para estudiar, para terminar carreras, para hacer descubrimientos, pero por carecer sus familias de medios económicos, se quedaron sin el privilegio de no poder desarrollar los potenciales que esas personas puedan poseer de forma innata
Y por otra parte puede darse el caso de lo contrario, el que ineptos hayan conseguido por la buena situación económica .de sus familias, conseguir un título a base de muchos años de suspensos y a trancas y barrancas terminar sus carreras, obtener un puesto en una empresa casi siempre por enchufe, ser un déspota, un engreído e inepto y tener poco menos que hacerles la reverencia.
No quiero decir nombres ni de empresas, ni de personas, ni sus cargos, me puede ir en ellos parte de la vida.

Read Full Post »

IMG_0911Aquí en el pueblo, la vida y los días discurren de una manera tranquila y sencilla.
Por la mañana la mayoría de las personas que están o bien pasando unos días de sus vacaciones, todo el verano, o residiendo de manera permanente, lo primero que hacen, todos los días, excepto los martes, que es día de compra de toda la semana en el pueblo de al lado.
Es ir andar con la fresca por los muchos caminos y recorridos que hay en el término del pueblo, luego cuando regresan de pasear y hacer ejercicio, se arreglan, desayunan, arreglan la casa, hacen la comida , comen , se echan la siesta ( costumbre muy española por ciento, que aún no se ha perdido, y que ¡ojalá! no se pierda nunca).
Por la tarde se juntan en grupos, unos de mujeres y otros de hombres (cosa que no me parece muy bien, esa distinción de reunión por sexos) en las diferentes zonas de los lugares de donde tienen sus casas, formando corrillos para jugar a las cartas (Al guiñote, tute, brisca, rabino…) durante casi toda la tarde hasta que refresca un poco, o se cansan. Pero tienen mucho aguante y tardan a cansarse, a la sombra de unas acacias, o al lado de la pared da la cara oeste de la iglesia, que es donde yo no da el sol de plano y se está fresco porque da la sombra.
Para cuando terminan los cotos que se han fijado o baja el relente y comienza hacer un poco de airecito, salir en grupos de nuevo los de la mañana y los que no lo habían hecho aún, por diferentes senderos y recorridos a andar y estirar las piernas un poco hinchadas, entumecidas de casi toda la tarde de tenerlas inmóviles y a favor de la gravedad.
Regresan de sus paseos, hacen la cena, cenan y muchos, después se reúnen en la plaza de nuevo, con sus chaquetas para el fresco de la noche , en que lo hace casi todas , por el espacio de una hora o así, con el interés de hablar, relacionarse , contar cosas, recordar el pasado, profundizar y reflexionar sobre lo que pasa en el mundo o simplemente gastarse bromas, reír, cantar o hablar de temas graciosos, a la vez que muchos hacen tiempo, hasta que llega la hora del plazo que les han dado a los nietos para que se diviertan y regresarlos a la cama.
Es una vida, una forma de pasar el día o los días sencilla, sana y simple, pero tranquila, de mucha paz, compañerismo y solidaridad.
En las calles no se oye nada más que el sonido de los grillos por la noche, y el canto de las golondrinas y los jilgueros por la mañana.
Pero no, y desde los tres últimos años el de las palomas, que nadie sabemos lo que les puede haber pasado, no hay ninguna, y eso que antes el pueblo estaba plagado de ellas, y hasta molestaban por sus excrementos, que los depositaban donde mejor les venía y ensuciaban mucho las cosas y si te descuidabas también a personas.
Este ha sido siempre un pueblo de muchas palomas y palomares que se remontan a antes de la inquisición, y en los que en la actualidad aún queda alguno en pie, incluso hay uno de unos 15 años de antigüedad.IMG_0951

Read Full Post »

el tiempo pasaVoy a escribir sobre un tema que me apasionó en su día, por lo que de interesante tuvo para mí.
Es escribir sobre el Ser y el Tiempo a través de cómo lo he vivido y he sentido yo.
El tiempo dicen que no existe, que lo hemos inventado los seres humanos con el objetivo de situarnos en el espacio, en el aquí y el ahora, para orientarnos en hechos y acontecimientos, para establecer nuestro deterioro orgánico y el de la naturaleza.
Hace ya mucho tiempo me surgió la necesidad, la imperiosa necesidad de pasar el rato viviendo y sintiendo el tiempo y su paso, por valorarlo, quería vivir saboreándolo y disfrutando de él.
La mejor manera que vi para ello fue estar sentada en el sofá de mi casa el máximo tiempo posible, sin hacer nada, sin escuchar ni radio, TV, música, Internet, salir… para dedicarme solo y exclusivamente a lo que hacía y que me mantenía en la realidad y en la existencia (trabajar, comprar, hacer la comida, comer, fregar, limpiar la casa, lavar, planchar, asearme, dormir…) para que el tiempo que me quedara libre dedicarlo a una necesidad que me surgió y a la que quería dar respuesta, para que se me pasara más despacio.
Esos momentos se me pasaban tan rápido, que hasta me daba rabia que se acabaran, experimentaba una sensación de dueña de mi vida y de mí como nunca antes lo había experimentado.
No había nada que me preocupara, me molestara, me hiciera daño y ni tan siquiera yo misma con mis pensamientos me lo hacía, solo como funcionaba el mudo, que ya es bastante.
Algunas personas mucho después, cuando se lo comentaba no veían ningún aliciente en ello, porque ellas, claro está, no estaban en la misma tesitura, no comprendían como pude pasar el tiempo así y en eso, a ellas les parecía que era perder el tiempo el no hacer nada.
A mí me parecía que no lo perdía, que mientras lo estaba sintiendo lo estaba disfrutando, saboreando y era feliz, me sentía plena, satisfecha y realizada ya que no me importaba y necesitaba nada más.
Ahora si fuera capaz, si estuviera madura y preparada y por encima de muchas cosas, y capaz de superar los conflictos que se generan producto del aislamiento y la soledad, dentro de la cabeza de uno mismo, me iría con lo mínimo e imprescindible a vivir a algún lugar del planeta, aislada de todo y en conjunción con la naturaleza, formando parte de ella a volver y seguir disfrutando de sentir y experimentar el tiempo y su paso por mi mente.
Pero no puedo olvidarme, evadirme y escapar de la realidad en la que estamos viviendo. Tengo que luchar y comprometerme por una vida mejor para mí y para todos, una vida de paraíso.

Read Full Post »

miro7Vuelvo a escribir sobre hechos vividos de mi enfermedad, sobre síntomas de la enfermedad, la enfermedad llamada Esquizofrenia, con la intención de que quien lo lea le pueda servir para algo positivo, para que los que tienen interés sepan como es o son las alucinaciones auditivas, visuales, olfativas, táctiles… las paranoias, los delirios, la desorientación, las depresiones…
Salí del hostal donde trabajaba como trabajadora para casi todo (barrer y fregar el suelo el bar y el gran comedor, las habitaciones de dos plantas, a mano todo el menaje relacionado con la cocina y el comedor…) en una estación de sky un invierno de hace muchos años. Salí huyendo, huyendo por un miedo casi infundado, un miedo producto de un agotamiento y estrés, un miedo por una lucha en solitario.
Salí corriendo y me dirigí hacia una cafetería de un apartotel, a la derecha de la estación y al lado del hostal.
Me dirigí de forma automática a la cafetería, no se por qué fui allí, dentro de ella vi a mi lado a una joven parada sujetando una palo de fregar, dentro del recinto y a la derecha de él, en la salida de una puerta y mirando a ella vi a otra señora en medio de ella con la boca abierta como si fuera ha decir algo y se hubiera quedado la imagen congelada como se queda una proyección cuando se la pone en pausa, todo esto lo vi con un color o en un color como sepia, como se van las cosas con luz mortecina o con bombillas de bajos watios.
Salí a la calle, hablando en voz alta, fuerte y enérgicamente, de cosas que ahora no recuerdo muy bien, cosas que me salían sin querer y sin pensar, de forma desordenada y anárquica. Me encaminé hacia la carretera en dirección hacia la salida de la estación y hacia España, por la derecha, a la vez que iba hablando me iba dando cuenta que de a pesar de que hacía frió y no había salido el sol, porque era pronto y estaba todo nevado, de repente y durante varias veces, por espacio de un minuto o así, me tenía que desabrigar, ya que ante mis ojos aparecía un sol esplendido, fuerte y caliente, y donde los prados , los campos , la tierra reverberaba con toda la intensidad de la primavera, esto a la vez que me asustaba , me maravillaba de que me pasara, lo que no sabía era que ese fenómeno se debía a que mi cerebro era capaz de producir ese fenómeno, sin haberlo querido , buscado y deseado y que eso se debía a una enfermedad.

 Cuadro de Miró
¿Amenazo…con seguir? por favor, si alguien no quiere que lo diga

Read Full Post »

Retazos de vifdaHace ya tiempo, en otra entrada, a mitad del recorrido hasta ahora del blog, escribí sobre los síntomas de la esquizofrenia, tal y como la veo y la he vivido yo pero de una forma general y global.
Ahora, para los que todavía no se han hecho una idea clara de algunos de los síntomas, me gustaría escribir sobre hechos concretos, detalles claros sobre algunos de los síntomas de la enfermedad (ya que si no se cuentan con ejemplos vividos, es muy difícil hacerse a la idea).
Hace ya muchos años, cuando se me despertó la enfermedad, me llevo un guardia municipal y por la noche a una casa al lado de la catedral de Huesca.
Cuando llamó, abrió una mujer mayor, morena, teñida, delgada y no muy alta, le dijo al guardia: “Me traen una gente más rara aquí”
Me hizo pasar a un cuartito frente a la puerta de entrada en el que solo había una cama de 0,80 cm, hecha con sábanas blancas y limpias, me dijo que si oía lago por la noche que no me asustara.
Al descubrir la cama, sobre la bajera vi, cogí y toque con mis manos una mata de pelo negro y rizado (me pareció que era vello genital) se lo dije a la señora, de dije: “mire aquí hay pelos” y ella contesto extrañada, mirando a la dirección donde yo apuntaba: “¿pelos?”
En los pies de la cama y apoyada en la pared vi mi tienda de campaña, la reconocí como mía porque estaba con la funda de mi tienda, con algunas manchas de aceite, y la cuerda que la cerraba era como la mía de seda y blanca, como las cuerdas de los tendederos de tender ropa en las galerías de las casas.
Me dije que no podía ser verdad, y sin embargo lo vi al igual que ahora veo las letras sobre la pantalla.
Le dije a la señora que necesitaba ir al baño, me indico su lugar y al ir a tirar de la cadena, en lugar de orina había un reguero de sangre ocupando toda la longitud del váter hasta el sitio donde se estanca el agua, pero mis bragas y mis genitales estaban secos y limpios.
Todo eso me asustó, pero me olvidé, me metí en la cama, la señora apagó la luz, cerró la puerta y trate de dormir.
Durante la noche pude oír voces de hombre hablando con alguien.
A la mañana siguiente, la señora entró, me despertó, me vestí y salí de la casa (en la puerta estaba un chico joven y en la calle aparcado y en medio de ella, solo un coche negro y lujoso) sin rumbo fijo y del que escribiré algún día ( para que me sirva también, quizá para espantar mis fantasmas, ya que cuando más tarde se lo comenté a un psiquiatra me dijo que no lo contara a nadie porque pensarían que estaba loca).
Y para quien crea que no nos enteramos de nuestros síntomas, tengo que aclararles que sí nos enteramos, pero que se nos apoderan y no los podemos controlar

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: