Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 agosto 2013

00000137-3747-2b61-5adb-0e1ac527e0e7Estoy tratando, y llevo ya muchos días intentando aprender como funciona y se desarrolla el mundo de la bolsa, del mercado de valores., de las acciones y de todo lo relacionado a eso, y la verdad es que me resulta muy difícil enterarme, asimilarlo y comprenderlo.
Tengo tanta necesidad de aumentar el valor y la cantidad de lo poco que tengo, para emplearlo en algo importante que necesito para mi, y de lo que ni quiero pedir préstamo, por los intereses tan abusivos que cobran los prestamistas, ni tampoco pedírselo a alguien a quien conozco, porque primero, no conozco a nadie que tenga tanto dinero para podérselo pedir y que me lo quiera y pueda prestar, y segundo, porque tampoco me relaciono con personas que tengan tanto dinero.
Y saben lo que, me haría ilusión, tener una casita pequeña, sencilla, sin lujos ni pretensiones, en el pueblo donde nací para poderme ir allí a vivir cuando me jubile, para gozar de paz, tranquilidad, pasear, y leer tantos y tantos libros que me quedan por leer y releer.
Y donde posiblemente duerman su sueño eterno las personas más queridas para mí, mis padres.
No se si esto será pedir demasiado, pretender algo que se pueda considerar burgués pretencioso, pero quiero olvidarme de las locuras de este mundo, pero viviendo la mía en el sitio donde proceden mis antepasados.
Lo único que pasa es que veo, que agarrarme al mercado de valores para invertir y arriesgar, es tan incierto, con unos resultados que si llegan a ser positivos, son tan a largo plazo, que quizá pueda morir antes de vieja, que haber podido realizar tener el dinero necesario para poder realizar mi sueño.
Por eso quiero escribir sobre algo que he visto y he copiado de Internet, para ver si alguien que entienda me lo puede traducir, para ver como lo puedo llevar a la práctica.

Gracias

Explicación sencilla mediante ejemplo de como funciona la bolsa y derivados

Copio pego este texto que explica con términos sencillos y de modo didáctico cómo funciona la bolsa y derivados:
Credit Default Swap y otras mierdas financieras explicadas para lerdos.
Introducción
Pepe es un currante que vive en un apacible pueblecito. Tiene un sueldo modesto con el que lleva una vida sencilla, pero alberga sueños de prosperidad. Quiere montar un bar para mejorar su situación económica. Ha estimado los plazos para empezar a obtener un cierto rendimiento económico al bar: seis meses para montarlo, y otros seis para tenerlo funcionando a tope, repleto de clientes.
Como no tiene el dinero necesario para montar el bar, a principios de año pone a la venta entre sus vecinos mil papeletas. Estas papeletas cuestan cien euros, y le dan derecho al comprador a percibir 110 euros al final del año. Pepe cree que pasado un año el bar generara los beneficios necesarios para dar 110 euros al comprador de cada papeleta: los cien euros que le costó a este, más otros diez de regalo por cooperar económicamente en la realización de su sueño.
Pepe obtiene así financiación para montar su bar, 100.000 euros en metálico por la venta de las papeletas, mientras que los compradores de papeletas obtienen 10 euros de beneficio por papeleta al cabo de un año: un buen pico sin hacer nada.
Otros vecinos toman ejemplo de la idea de Pepe, e igualmente ponen a la venta sus propias papeletas para financiar sus proyectos.
El pueblo se llena de papeletas, y finalmente se habilita un local donde los ciudadanos se reúnen para intercambiar, comprar o vender todas estas papeletas. Se crea así la base de un Mercado de Papeletas. Puesto que las papeletas están cambiado de manos constantemente, al final del año se pagara la cantidad convenida al portador de las mismas, que no tiene que ser necesariamente el comprador original.
– Estoy en un aprieto y necesito dinero. Hace seis meses le compre esta papeleta a Pepe por 100 euros, y dentro de seis meses el dará 110 euros a quien se la entregue. Te la vendo por 105 euros: 5 euros de beneficio para mi, que obtengo en este momento, y otros 5 para ti, que recogerás dentro de seis meses.
– Trato hecho. ¿Sabes que Luis ha puesto a la venta 2.000 papeletas a 100 euros cada una y promete entregar 125 euros por papeleta al cabo de un año?
– ¿Que pretende montar?
– Una heladería en el Polo Norte.
– Ese negocio va a ser una ruina. Yo no compraría jamás esas papeletas, dudo que sea capaz de devolver ni un euro del dinero que obtenga con su venta.
– Bueno, yo creo que tiene algunas opciones de éxito. No obstante, puesto que el negocio es en sí arriesgado, le diré que se las compro solamente si me ofrece 150 euros al cabo de un año. Si no, que se busque la vida.
– Sabia decisión la tuya.
Al local lo llamaremos Bolsa de Valores, y a las papeletas las podemos llamar Bonos u Obligaciones. También podríamos llamarlas prestamos. Los 110 euros que pagara Pepe al cabo de un año son el Valor Nominal del Bono.
El alcalde ha decidido apuntarse al carro de la financiación con papeletas: pretende recaudar dinero para reparar la fuente de la Plaza Mayor, renovar las farolas del paseo marítimo y reconstruir la Ermita de la Patrona del pueblo. El Ayuntamiento saca a la venta sus propias papeletas, que llamaremos Títulos de Deuda Pública.
Además, hay quien tiene la idea de vender en el Mercado tacos compuestos por muchas papeletas. Estos tacos están formados por papeletas asociadas a diversos negocios; por ejemplo, diez papeletas de Pepe, otras diez de Luis, y otros muchos más de otros emprendedores. La finalidad de estos tacos consiste en minimizar el riesgo de perdidas metiendo en un mismo saco papeletas de negocios con grandes posibilidades de éxito, como el de Pepe, junto con papeletas de negocios con pocas posibilidades de éxito, como el de Luis.
Estos tacos son las Obligaciones de Deuda Colateralizada, del ingles Collateralized debt obligations, o CDO por su acrónimo anglosajón. Y en el fondo no son más que una forma de tapar la mierda escondiéndola debajo de la alfombra.
Tanto los tacos como las papeletas pueden ser adquiridos entre varias personas, cada una de las cuales obtendrá al final del año una parte correspondiente a su participación en la compra de los mismos. Algunos acaudalados ciudadanos de nuestro maravilloso pueblo deciden juntar sus ahorros y entregárselos a expertos compradores-vendedores de papeletas para que los manejen y les saquen un buen rendimiento al final del año.
Estos expertos son los bancos de inversiones.
Los Credit Default Swaps
Puesto que algunas papeletas son vendidas por personas que pretenden montar negocios arriesgados, con pocas posibilidades de éxito, hay quien ofrece seguros para la compra de papeletas.
– ¡Oye! Me han dicho que finalmente compraste papeletas de Luis, que accedió a pagarte 150 euros al final del año, ¿qué tal si te vendo un seguro para esas papeletas?
– ¿De qué me hablas?
– Muy fácil. Tú me pagas 5 euros todos los meses, y si se anuncia que Luis se ha ido a la ruina con su heladería y es incapaz de entregar a final de año el dinero que prometió, te daré 150 euros por cada papeleta suya que me entregues. Justo lo que él debía pagarte.
– ¡Tremenda idea! Así me sentiré mucho más seguro. Y es que, ciertamente, la idea de montar una heladería en el Polo Norte es sumamente arriesgada. ¿Tú crees que a los esquimales les gustaran los polos de fresa?
– No sé. Dicen que son gente rara. Tal vez los de frambuesa con virutas de jamón les hagan alguna gracia.
A los seguros para papeletas los llamaremos seguros de impago de deuda, del ingles Credit Default Swaps, o CDS por su acrónimo anglosajón.
Algunos seguros tan solo cubren la pérdida de valor de las papeletas. ¿Cómo puede perder valor una papeleta? Fácil. Si a mitad del año Luis fracasa con su heladería porque a los esquimales no les gustan los helados, venderá el carrito de los helados y su gorro de heladero. Con el dinero que obtenga, pagara a los portadores de sus papeletas una parte de lo que inicialmente había convenido en pagarles por cada una. Por ejemplo, 50 euros. La aseguradora habrá de pagarte entonces 100 euros por cada papeleta de Luis que tú tengas: la diferencia entre los 150 euros que Luis había de darte al final del año y los 50 euros que realmente te podrá dar por cada una. Obviamente, seguirás teniendo en tu poder las papeletas. Puesto que Luis te dará 50 euros por cada una y la aseguradora otros 100, finalmente obtendrás, de alguna manera, los 150 euros que esperabas.
Esto es lo que se llama liquidación por diferencias. La liquidación física se produce cuando se obtiene el valor nominal de las papeletas, lo que se había de cobrar al final del año, simplemente entregándolas a la aseguradora.
En un momento dado, a alguien se le ocurre una estúpida idea: no será necesario tener papeletas para contratar un seguro de papeletas. Esto es, tú puedes contratar un seguro asociado a las papeletas de Luis aunque no hayas comprado ni tengas ni una sola de ellas en casa. Pagaras mensualmente las cuotas del seguro, y si a mitad de año Luis quiebra con su heladería, tan solo tienes que preocuparte de comprar papeletas de Luis en la Bolsa y entregárselas a quien te vendió el seguro. La aseguradora te pagara entonces lo que había de pagar Luis si este hubiera podido cumplir con sus obligaciones: 150 euros por papeleta si corresponde a una liquidación física.
A los seguros contratados sin poseer papeletas se les llama CDS en descubierto, del ingles naked CDS.
Como estáis viendo, estos seguros de papeletas resultan ser bastante flexibles. Más aun, las cuotas que se pagan por dichos seguros pueden ser no fijas sino variables, y dan para muchas especulaciones que ahora mismo no vienen al caso.
Y a todo esto, aparece en el pueblo un menda que se dedica a ponerle nota a las diferentes papeletas. Este menda estudia el desarrollo de cada uno de los negocios emprendidos mediante financiación por papeletas, y si un negocio marcha viento en popa pondrá una nota alta a las papeletas asociadas a dicho negocio. Por el contrario, pondrá una baja nota a las papeletas de los negocios que marchen mal. De alguna manera, esta nota refleja la posibilidad de cobrar el dinero de las papeletas al final del año. El menda no suele tener problemas para acertar con la nota de las papeletas asociadas a un negocio en concreto, pero suele fallar cuando se trata de ponerle una nota global a los tacos de papeletas. Y es que son demasiados negocios de distinta naturaleza metidos en el mismo saco.
Estas son las agencias de calificación crediticia, que algunas veces se equivocan sin querer; y otras, sin querer queriendo.
Las notas que pone este menda sirven, entre otras cosas, para decidir cuánto se ha de pagar de cuota para cada seguro de papeletas contratado. Obviamente, los seguros para papeletas asociadas a negocios arriesgados tendrán una cuota mayor que los demás. También sirven para saber si se debe pedir más o menos dinero al final del año por una papeleta puesta en venta. No es lo mismo comprar una papeleta del idiota de Luis, que nada más anunciar su propuesta de negocio recibió una pésima nota por razones obvias, que comprársela a Pepe, ese hombre que sabe cual es el negocio más seguro del pueblo: montar un bar.
El germen de la debacle
Gracias a los seguros de papeletas y a la puesta en venta de tacos de papeletas, en nuestro pueblo se empieza a producir un peligroso fenómeno: la gente compra alegremente papeletas asociadas a negocios peligrosos, con bajísimas probabilidades de éxito. Otros compran tacos de papeletas sin saber muy bien lo que tienen dentro. Lo hacen porque creen tener las espaldas cubiertas pase lo que pase. Los que en su día fueron inversores precavidos, demuestran ahora una gran irresponsabilidad en la compra de papeletas. El gran problema es que algunos de esos inversores irresponsables son los banqueros del pueblo: no los que tienen bancos de inversión y trabajan con ciudadanos acaudalados, sino los banqueros de toda la vida que guardan el dinero de aquellos pequeños ahorradores que depositaron su confianza en ellos.
Pasado un tiempo, en el pueblo se llega a una situación absurda. Se han contratado tantos seguros, la mayoría de ellos en descubierto, que si se fueran a la ruina antes del año todos los negocios que se quisieron financiar vendiendo papeletas, las aseguradoras tendrían que pagar en indemnizaciones muchísimo más dinero que el valor total que suman todas las papeletas vendidas.
La situación resulta ser un pelín peliaguda, en tanto que las aseguradoras en realidad no tienen dinero con que pagar tales indemnizaciones.
Y es que los seguros de papeletas no han sido regulados por la Concejalía de Economía del Ayuntamiento. Así que las aseguradoras se dedican a vender seguros sin tener en la caja fuerte ni una mínima parte del dinero que tendrían que desembolsar a sus clientes en el caso de que, por ejemplo, la heladería de Luis se fuera al garete.
Esta graciosa situación se produce gracias a la desregularización del mercado financiero.
NOTAS FINALES: Se estima que el 80% de los CDS contratados son al descubierto. Muchos de los CDS contratados se utilizan para especular a corto plazo con las cuotas de los seguros (spreads). A finales del 2007, había CDS contratados por valor de 62,2 billones de dólares (un billón es un millón de millones). Esta cantidad era entonces superior al Producto Interior Bruto de todo el planeta. Actualmente, la cantidad debe andar alrededor de los 30 billones de dólares. En marzo de este año, la Canciller alemana Angela Merkel dijo con respecto a los CDS al descubierto: “Estos CDS equivalen a comprar un seguro contra incendios para la casa del vecino para luego prenderle fuego y ganar con ello dinero”.
De incendiarios desalmados y confabulaciones para enriquecerse arruinando a todo un pueblo hablaremos en otra ocasión.

 
Fuente: http://blog.innerpendejo.net/2010/05/credit-default-swap-y-otras-mierdas-financieras-explicadas-para-lerdos.html

Anuncios

Read Full Post »

efecto-de-las-placas-de-beta-amiloide-en-cerebros-con-alzheimer-universia-espanaAndando por donde me dejaban, o podía vi la realidad de la pobreza y fui quemándome por lo que descubría y sentía.
Afectándome un poco, pero sin demasía, ya que en parte yo no me lo permitía.
Las personas aquellas, desde su silencio y desde sus ojos tristes me vieron como mirando ya al otoño.
Los pobres querían ir a dormir y/o a sollozar para que se las pasara el tiempo y para liberarse de tanto sufrimiento interior, bien disimulado, para protegerse de quien no los merecían.
Y entonces esta ella, ella que tiene una bondad infinita, adquirida producto de su estado, pero que produce en otra, unos sentimientos de vida, de vivir por ella, porque ella está viva.
Ella va reaccionando y sintiendo a flor de piel, conforme ve que se manifiesta el otro, sin tan apenas recordar o saber por qué.
Solo que si el otro le dice cosas buenas y bonitas, se muestra tranquila y feliz, y si son tristes y de pena, llora por el penado, y sufre y no debería, no tendría que pasarle eso, no tendríamos que permitir que una persona que se ha vuelto tan buena, tan agradecida, tan conformada, tan desinteresada de sí misma, la tengamos o se tenga que poner triste por lo que digamos entre nosotros que le puedan asustar.
No tenemos derecho, es una falta de amor y de respeto hacia su ternura, su inocencia, su docilidad, su aceptación y conformismo.

Read Full Post »

consumo responsableHace ya mucho tiempo que rechacé el consumismo, el consumir solo por tener de muchas cosas y variadas.
Hace ya mucho tiempo que decidí no gastarme el dinero en cosas que no son necesarias para vivir, aunque esto es muy relativo, ya que muchas otras personas lo que para mí no es necesario para vivir para otras sí.
Rechacé comprarme complementos, con tal de tener un bolso para el verano y otro para el invierno, otro de vestir tanto para una estación como para otra (ya tenía bastante), y sustituirlos solo cuando estos se rompieran.
Con tal de tener un cinturón para el pantalón de verano y otro de invierno, que admitiera todas las medidas de trabillas y todas las medidas de cinturas (ya tenía bastante).
Con tal de tener unos pendientes, un anillo y reloj bonito para cundo se va más arreglada, y estos otros tres complementos para diario, (ya me daba por contenta y satisfecha y no aspiraba a nada más).
Con tal de tener unos zapatos para pantalones tanto de verano como de invierno, unos zapatos blancos y negros, con y sin bacón para diario y vestir, unas deportivas para el campo, unas chancletas para la playa o el gimnasio, otras zapatillas para estar por casa de verano y de invierno, unas botas para la montaña (ya tenía bastante), y que decir tiene de las prendas.
Con tal de tener unos pocos vestidos con su chaqueta para el verano, y mis pantalones gruesos al igual que los jerséis (ya tenía bastante), y después de que se rompieran esos y no se pudieran arreglar o se cayeran de viejos, sustituirlos por otros (ya tenía bastante).
Con tal de tener unas pocas braguitas, sujetadores, calcetines de verano e invierno, alguna media negra y carne, dos pijamas y dos camisones, un par de camisetas de invierno (ya me conformo).
(Y me conformo) con una bufanda, unos guantes, un gorro, una chaqueta, un chaquetón y un abrigo, unas botas de agua, un impermeable y un paraguas, (también me conformo) con dos juegos de sabanas, dos mantas, dos toallas de baño y dos de tocador, junto con la de la playa.
(Me conformo también) con un par de chándales, y un par de prendas para llevarlas por casa tanto en verano como en invierno.
(Me conformo) con dos manteles para la mesa y sus servilletas.
¿Por qué necesitamos tanto para vivir?
¿Por qué nos gusta tener tanto para vivir?
¿Por qué nos gusta tener tantos complementos, cambiar y renovar tan a menudo sin tan apenas haberlos usado?
¿Por qué somos tan consumistas?
¿Por qué valoramos tanto el tener y el ser en el sentido negativo de la palabra?
Es culpa de la sociedad, de la vorágine en la que se mueve la sociedad, y nosotros con ella, el supervalor al consumo, al gastar…, a la variedad…, a la cantidad…
Hay un refrán que dice “Tanto tienes tanto vales” y es que los demás también, o todos, contribuimos a ello.
Cuando ven a una persona coherente, responsable y que esta por encima del consumo, !Qué pobrecita!…decimos, ¡Qué rancia! !Siempre con lo mismo! ¡Qué tacaña! ¡No se para que querrá el dinero! ¡Si no se lo gasta ahora no se para cuando lo quiera gastar! !Va a dejar mucha herencia y ser la más rica del cementerio! ¡Ha vivido como una pobre pudiendo haber vivido bien,…¿Y para quién?…¿Y para qué?
Son expresiones o frases que se oyen cuando no te quieres someter a la sociedad de consumo, y te quieres limitar a vivir con lo justo y necesario.
Esas personas, si lo tienen claro, pasaran de lo que oigan y lo que les digan, porque sus convicciones, su sentir, si lo tienen claro, estará por encima de todos los comentarios, de toda la cultura consumista que nos introducen por los ojos y los oídos, a todas las horas en las que abrimos los medios de comunicación. y en las vallas publicitarias.
Y no se es ni más importante, ni se tiene más calidad humana, ni de vida, ni e es más porque se tenga más.
Yo admiro y valoro a las personas que tratan de vivir de acuerdo a otros valores, a otras formas  de vida donde el consumo por el consumo no tiene cabida en sus vidas, en su conciencia y en sus corazones.

Read Full Post »

wman-i limpia (146)

He sido capaz de enfrentarme a veces, a lo mejor menos de las que me hubiera gustado querido, de enfrentarme a hechos concretos relacionados con la vida cotidiana, en el trabajo, en el comercio, en la comunidad y hasta en las filas de los mercados..
Cuando he notado y comprobado que alguien se quería aprovechar tanto de mi como de otras personas.
También de acobardarme, sin querer y poder evitarlo. No me gusta ni me parece bien a acobardarme, es de ser poco valientes
Quizá en cuanto a mi haya actuado bien, pero siempre me queda la sensación que no, en cuanto a otras personas, porque luego más tarde, cuando he pensado sobre el hecho en cuestión, he llegado a la conclusión, que no es ponérselo muy fácil al defendido, y que así ni madurara ni se enfrentara, se atreverá a defenderse y sacarse las castañas del fuego él o ella solas y por sí mismos, si siempre deja, que los demás le resuelvan los asuntos o lo defiendan.
A nivel laboral pasa un poco lo mismo.
La mayoría de los trabajadores, en una empresa hacen lo mismo, quieren y les interesa que haya representantes sindicales o líderes que les defiendan, que miren por ellos, que les saquen las castañas del fuego, y a quien exigir, pedir, mandar y en caso de que no den la talla o respuesta a lo que esperan de ellos criticarlos y desvalorizarlos.
¿Pero qué estamos dispuestos a dar los demás?…, nada, ni siquiera a apoyar con la lucha y con uñas y dientes lo que se ha visto necesario conseguir y mejorar lo que está mal.
Voy a poner un ejemplo real, para que se entienda lo que quiero decir.
Si en asamblea se elabora por parte de todos los trabajadores una plataforma reivindicativa, con mejores condiciones de todo tipo, en la empresa para los trabajadores y la empresa, y el Comité de Empresa se lo presenta a la Dirección para dárselo a conocer, en caso de que no acepte nada , algo o parte ¿Qué estaríamos dispuestos hacer para defender, apoyar y poder conseguir todo o la mayoría de lo que pedimos, si lo que pedimos es algo que necesitamos para estar mejor?.
Muchas veces no estamos dispuestos a defenderlo, a luchar por ello.
Últimamente solo conozco uno que me llena de orgullo como trabajadora, y por esas personas, y ha sido la huelga tan larga, tan bien organizada y apoyada, que han sido capaces de llevar a cabo, aunque los resultados no hayan sido los esperados por parte de las trabajadoras.
Una empresa mayoritariamente de mujeres, se supone que para gran parte de la sociedad, de un gremio poco valorado, por la poca especialización y valor que esta sociedad le da a ser limpiadora hoy en día, para muchas es como no ser nada, no tiene valor, ni categoría como persona en esta sociedad.
Pero ellas han demostrado orgullosas con sus mochos en alto, luchadoras e incansables que están por encima de convencionalismos, de conceptos trasnochados y sexistas, y se han enfrentado como trabajadoras y como mujeres a algo que muchos no esperaban, soñaban, ni que hicieran ni que duraran.
Yo las admiro por eso, y para mí las empleadas de la limpieza, al igual que cualquier empleado de cualquier gremio que esta dispuesto hacer lo que ellas han llevado a cabo durante tantos días, aun con la derrota en sus corazones por culpa de la basura del capital, de los intereses del capital.

Read Full Post »

Aunque ya ha pasado mucho tiempo vuelvo a escribir, y esta vez publicar íntegra la Horrorosa homilía que uno de los sacerdotes del pueblo al que pertenece el mío leyó en el funeral de mi padre, y lo vuelvo hacer porque esa vez dije que habló de algo que no me gustó y no me pareció bien, y se trataba de lo que la iglesia opina de los que no creemos, opina más o menos o viene a decir, así es como lo interpreto, que no somos buenos, para dejar constancia de que lo que digo es verdad, la expongo aquí de forma escaneada.
Es una homilía hecha al uso, ya que es la que leen cuando se dan las características de la opinión que tiene del que ha muerto.
Se ve que para cada caso, o cada ser y su estar en el mundo, tienen una prefabricada, que es la que leen y que solo tienen que añadir el nombre de la persona.

Y me molesta porque esto no es lo que opina un sacerdote , es lo que opina la Iglesia Católica en boca de uno de sus representantes.
Y pienso que la Iglesia católica tiene un mal concepto de las personas no creyentes, ya que dice que no nos importa nada ni nos responsabilizamos ni comprometemos a nada, me gustaría saber que es o a que es a lo que nos tenemos que comprometer, para ser a sus ojos unas buenas personas.

Están ellos acaso dentro de nosotros para saber como sentimos, como pensamos, como nos comportamos y por qué .
La Iglesia se cree mejor que los que no creemos, y así se lo hice saber a ese sacerdote que leyó lo que otros han escrito por él.

 

Homilia del funeral del papá 1, 28-09-2012

Read Full Post »

IMG_0817

Me emociono y lloro amargamente, o de emoción o de tristeza cuando tanto en las proyecciones como en hechos de la vida de las personas, sucede algo tanto bueno como malo.
No sé si eso responderá al ser del ser de una persona muy blanda, ñoña, sensible o humana.
Después cuando esas sensaciones cesan en mi corazón y en mi cerebro no se…, me quedo como más tranquila, como más liberada y ligera por dentro
También me pasa cuando pienso en cómo vamos yendo las personas en la vida y en la sociedad que hemos inventado, que hemos organizado para vivir de una forma armónica, ordenada y en paz, también se me producen sensaciones y tristezas, sobre todo cuando salgo a la calle y miro los rostros de muchas personas, cuando es la hora de alimentarnos y veo tantas personas haciendo fila en las puertas de los comedoras sociales.
Cuando llega la noche y en verano veo tantas personas tapadas con tan solo una manta, tiradas en el suelo intentando dormir.
Cuando voy o paso por la oficina del paro y miro las ofertas de trabajo y veo tan pocas y a tanta gente buscándolo.
Y sobre todo veo que han aumentado los casos de delincuencia, como consecuencia de esta pobreza a la que los gobiernos nos han abocado junto con sus sistemas capitalistas.
A este paso, y si las cosas siguen así, no sé dónde vamos a ir a parar, y no sé cuándo podré de dejar de llorar tan a menudo.

Read Full Post »

IMG_0822

Pienso que las personas cuando morimos y/o somos inhumadas, incineradas o llevados a las Universidades para que sirvan de estudio, a los futuros profesionales de la medicina y la investigación, ya no existen como seres, como humanos, ya no son nada, solo en el amoroso de los recuerdos en las mentes y los pensamientos de los seres que les han querido, siguen vivos como y hasta el día en que murieron.
Para mí ya no son nada más que cuerpos y órganos si vida, y sus cerebros dejan de funcionar y de sentir.
No creo en el espíritu, no creo en el alma, no creo en una vida más allá de la muerte, ni en paraísos, ni en nirvanas, ni cielos…ni en nada de eso.
Pienso que cuando uno se muere deja de existir, lo veo algo así como cuando muchas veces nos acostamos y nos despertamos con la sensación que hemos dormido y no nos hemos enterado ni hemos sido conscientes de nuestra persona ni de nosotros mismos.
Y sin embargo, en estos últimos días, aquí en el pueblo durante unos días de mis vacaciones , me he acercado al cementerio, a la sepultura de mi padre recién enterrado, y no me imagino en qué estado de descomposición se encontrará por el tiempo, ya que no tengo los conocimientos adecuados para saberlo, pero me lo imagino vivo, como cuando estaba con nosotros, y de la forma de ser que tenía, a ratos nervioso y con un poco de genio, y a ratos más bueno y tierno que el pan, tratando siempre de olvidarse de él, para darlo todo por sus hijos, y le hablo y le cuento como me encuentro, y le pido ayuda para sentirme un poco confortada, por el pasado recuerdo, por su forma de ser, por su humanidad, realismo.
Y saben que él, un verano de hace pocos años se estuvo construyendo la tumba en el cementerio del pueblo, y saben que cuando cayó enfermo con 83 años le dijo al médico que quería que le dijera la verdad de su diagnóstico y pronóstico.
Eso me parece que es de valientes, eso es lo que me hace ser valiente, aguantarme mis ganas de llorar.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: